«

»

«Este ser concebido y dado a luz para la nueva vida, en la que son accesibles al hombre los ideales cristianos, es fruto de un previo encuentro del Espíritu Santo y de la Virgen María: el hombre llega a ser hijo adoptivo de Dios por los mismos caminos por los cuales el Hijo de Dios se hizo hombre»

Hernán Vergara Delgado. Publicado en Testimonio N° 62 noviembre-diciembre de 1954, pp. 1-12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>