«

»

Lo de Dios, lo de los hombres

El amor es lo propio de Dios, lo exclusivo de Dios, mientras el poder es lo propio de los hombres y lo exclusivo de los hombres